Martes, 4 Septiembre 2007

El "ser" consecuente...

El ser consecuente es una afirmación bastante paradójica a mi parecer y esto por que la idea nace con el germen de su propia destrucción incluido, es así en la medida que el concepto de "consecuencia" esta determinado por el verbo rector ser (pongan atención en el hecho que destaque la palabra determinación) y eso no es casualidad pues para hablar de consecuencia en los actos de un hombre (ser) debemos hablar primero del constituir qué guía esos actos en el tiempo o sea del ser a secas y cómo este llega a definirse o determinarse para luego hablar ya con propiedad de una prosecución de ese ser que puede mantenerse prolongando su similitud en el tiempo u oponerse en busca de una nueva determinación… Se que suena a trabalenguas pero e ahí el problema en cuestión por ejemplo ¿Qué ocurre si ese ser se falsea a si mismo?, si nunca accede con voluntad, consciencia y libertad a su constituir, si sólo es una mera representación o reflejo de una voluntad que se le impone por medio de alteridades externas que lo subyugan, alejándolo de la autodeterminación y el libre proseguir, o sea si atendemos a ideales absolutos en un claro platonismo que divide al mundo en realidades inteligibles y rectoras y realidades sensibles que deben ajustarse al orden de las primeras o sea, verdades ulteriores como patria, sociedad, civilización, religión, Dios o economía, ese ser se vuelve una marioneta o instrumento de un concepto valórico o una suma de axiomas y por ende se halla falseado de si mismo; alienado en principio y por tanto consecuente sólo con lo ajeno; con las ideas que lo rigen.

Entonces estamos ante un ser falsamente consecuente, que lo único que permite es la consecuencia y perpetuidad de ideas que lo niegan. Parafraseando a Hegel en un sentido inverso, nos hallamos ante un hombre alienado por la idea, y no una idea absoluta representada a medias por una realidad imperfecta. La dialéctica en el universo humano es por tanto inversa a la planteada por este filósofo. Lo principal es el ser biológico "existencia material" y la idea, cualquier constructo derivado de su evolución racional, lo secundario lo cultural en otras palabras. El problema ocurre cuando estas ideas se superponen a su existencia como esencialidad absoluta. En tales casos, se niega al verdadero ser, matando a lo biológico, absurdo, caótico y natural.

Y es que nuestra filosofía occidental le debe demasiado a Hegel y por ello estamos ante una ontología idealista, dominada por las instituciones y el organicismo colectivo, alejados del ser verdadero e inmanente; el que en sentido opuesto se podría constituir pero con relatividad y de esa manera, no tendría por que la humanidad entera abrazar servilmente
el esplendor griego socrático-platónico; y ser consecuentes simplemente con la negación del "yo" a favor del abstracto "ellos" o en el mejor de los casos ponderando el ingenuo "nosotros".

Entonces de que podemos hablar hoy como especie, como realidad humana, según creo, solo nos poemos remitir a una consecuencia decadente como alineación y destrucción del sensible yo. Consecuencia única a la que el hombre podrá aspirar sino conquista grandes terrenos, volviéndose arquitecto de su propia moral, legislador y dueño de su destino y porvenir y en un caso más extremo y lapidario, si no alcanza jamás el dominio de su propia lengua, la cual le es ajena desde su origen, con todo lo que semejante arbitrio conlleva.


Paz yo me borro…
DANIEL ROJAS PACHAS.

Música Histórica


Música Histórica


Para dar inicio a este blog, he optado por encima de toda presentación personal, enfocarme de plano en los objetivos que me llaman a retomar la publicación en la red...
Tras un largo receso de participar en páginas de cuentos, foros y mi propia página web, ya dada de baja a estas alturas...
he querido emprender una nueva etapa, espero esta vez, tener una mayor periodicidad en los posts y vincularlos desde luego a mi carrera como profesor y estudioso de la literatura. Claro esta, que no pienso abandonar mi rol como modesto creador, pues es esta última faceta, la que más gusto me otorga y la que desde siempre me ha movido hacia las artes y principalmente las letras...

De tal manera que no he encontrado mejor forma para partir... que presentar, el libro de poesía autogestionado que lanze a finales del año pasado (2006), y cuyo principal motivación, fue el liberarme de un largo recorrido que inicie en la lírica hace unos 8 años, cuando era un adolescente un tanto confundido y nihilista... lo cual no implica que mi perspectiva actual de la realidad carezca de ciertos matices y grados de solipsismo relativista, aunque debo admitir, que gracias al mayor número de lecturas y experiencias... mi lectura principal, la de mi existencia, que incluye todo el universo a mi alrededor,
se ha enriquecido... motivando la necesidad de pasar a nuevas etapas vitales y creativas...

sin más que añadir...


La imagen “http://media.ohlog.com/carrollera_cover.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.

Diario.



Cada pared que nos constriñe

y mantiene unidos.

Cada membrana sostén a punto de fenecer.

Cada tejido que nos hace organismo, piel, hígado, corazón y cerebro.

Todo conspira para existir, pero no ser.

Cada elección errada,

Cada angustia tras desechar.

En un mundo de inconscientes

atribulados hombres y mujeres.

Son cuerpo pero no mente.

Son movimiento pero no creación.

Cada átomo y molécula, hincadas ante un falso Dios.

Errando en sumisión,

prefiriendo temer.
Repitiendo en coro.

“Prefiero ser un peón”



Ecuación humana.

Confundido, entre risas y destellos mudos, entre la simpatía de varios y el enojo de muchos. Petrificado por las sumas; adherido a ellas y su resolución: Definible, esquematizada, recordable, aprendida y muchas veces errada. Son momentos, son espacios en mi tiempo. ¿Cuanto compartes sin querer?, ¿cuanto pierdo en un parpadeo?. ¿Cuanto digo y no es verdad, cuanto siento y prefiero callar?. Confundido.

Igual que el resto, sólo más despierto o dormido. Entre sueños inteligentes, autistas de día, mientras los veo avanzar y me detengo a comprender el ejercicio de sus vidas. En mi libro, de noche, mientras descargan el azar. Pero quien me ve a mí...

¿Quien estudia mi demencia, mi depresión, mi fatiga al tirar los números y no errar, sobre su equivocación?



Fénix de mierda.

Un acto poético es filmar mi propia muerte,
poner la cinta y moverme;
ver el día a día; como envejeces

como te pudres, como te deshaces mientras comes, saludas y caminas.

Un acto poético es ir al baño y cagar por mil;
Llenando la letrina al punto que puedes hacer un palacio; con la greda que tu cuerpo desecha.

Un acto poético; es lanzarse al retrete y jalar tu mismo la cadena.

Drenarte por las tuberías y renacer como un fénix de excremento;

en un océano de aves fragatas y petroglifos de inconscientes poetas.

Sólo cagan y no piensan mucho,
a donde va a parar su mierda.



Tiempo.


Corren segundos sumativos,

Corren desesperados,

Corren por entre nosotros, corren empujando contra viento

y abalanzados, uno sobre otro,

corren formando minutos.

Corren con impertinencia, corren y nos miran

y suspirando, corren alabanzas a la caricia de nuestro rostro.

Unidos por el beso, labios hermanos separados al nacer; Quieren corriendo retomar la pasión,

el tiempo que no conocieron del otro;

y que con cada encuentro; sienten compartir.

El fuego lento camina forjando pasado,

pequeños fragmentos de un gran panorama.

Un largo camino olvidado con rápidos 60 que llaman a incrédulos 120,

y así; hora a hora, nos encierra la perfección tramposa del ayer.

La añoranza de la imagen risueña.

“Abrázame como ese domingo

y que mañana sea igual”.

Felices y ciegos, no caemos en cuenta.

Tontos no sabemos; que el amado devenir es hoy.

Ahora, mientras lees esta frase,

tus brazos se ajustan en mi cuello

y yo en tu cintura conozco la belleza...

Calurosas tardes, fresco amanecer y labios que se despedazan buscando prolongar el ocaso…

El nuevo día y meses de nuestros años pretéritos.

No imaginamos vivir así; Soñando, sintiendo con ansia y deseo el para siempre...

… una vida, hoy ayer, juntos...



El ser humano es...


Una basura corrupta.
Una bestia desgarbada.
Un huracán impotente.
Una ebria borrasca.
El ser humano es...
Una suma de decepciones,
Aburrida violencia para digerir.
Inútil pasión, diluida en negar.
El ser humano es...
Una cobarde feroz guerra,
en el llanto de un menor.
Una marioneta llena de envidia y persecución.
Llena de ansia y urgencia por el drama.
Venden odio y represión,
Compran inocencia y fustigan cansancio.
El ser humano es...
Su anatema, su depredador.
Chulo del alma y puto del perdón.
El ser humano es...
Una amante despiadada,
te complace y luego te castra.
Proclive al miedo y maestro del terror,

el ser humano es alimento para ratas y excremento de sus complejos.

Espectro de un abstracto y verdugo de la carne.
El ser humano es una marcha fúnebre.
Masacre en el alba
y quiebre del ocaso.

Descarga el libro completo en pdf

Página 1 de 1. Total : 2 Artículos.